Billo Sinfónico puso a bailar y cantar a las madres bajo las Nubes de Calder

Sin duda uno de los mejores  conciertos  en lo que va del año, “Billo Sinfónico” enardeció a  más de  dos  mil almas que corearon  todos los  temas  de la  tradicional  Orquesta Billo’s  Caracas  Boys que junto a la Orquesta Sinfónica de  Venezuela, ofrecieron un repertorio de  dos  horas,  en la que los asistentes se deleitaron con la  tradicional  música de la agrupación.

 

El maestro Luís María Billo Frómeta se presenta por  primera  vez  en   Caracas el 31  de diciembre  de 1937 junto a la Orquesta Billo’s Happy  Boys y ya  para el año 1940,  está  radicado en Venezuela con lo  que sería su definitiva agrupación,  la  Orquesta  Billo’s Caracas Boys.

Fue  el  músico  que  más  le compuso a Caracas y  brindó  su amor  a  la “sucursal del  cielo”, a“la Sultana del Ávila, a“Caracas la de los techos  rojos” y  como  mencionara  el poeta  Aquiles  Nazoa, “si  Venezuela se hundiera alguna vez y quedaron los discos de Billo flotando, se podría reconstruir el país”.

 

La Orquesta Sinfónica de Venezuela estuvo dirigida bajo la batuta del maestro  Alfonso López  Chollet  y  el insigne violinista Alejandro  Ramírez , quien durante  20  años presidió  la OSV fungió   de maestro de ceremonia  del magno evento,  a la altura  de la  genialidad de Calder .

La  subdirectora de  Cultura,  Rosario Silva  fue la  anfitriona del espectáculo e hizo la introducción de lo que  significa para la Universidad  Central de  Venezuela,  la  maravillosa la puesta en escena. “Hablar de Billo, es  hacer  un recorrido por la historia de  Venezuela de los últimos 78  años, edad que celebra este año la orquesta que  fundó el Cantor de  Caracas”.

El 28 de abril de 1988, estaba programado que  Billo  Frómeta dirigiera la Orquesta  Sinfónica de Venezuela en el Teatro Teresa Carreño, como parte del homenaje que por  sus  50 años de vida  artística le otorgaría la Gobernación de Caracas.  Lamentablemente el maestro  fallece el 5 de mayo  de ese mismo año y  fue la OSV la última que  dirigiera “el poeta de Caracas”.

“A 30 años de sus desaparición física, rendimos sentido homenaje al hombre cuya música se hizo parte de nuestras tradiciones, de nuestro acervo y en cada hogar venezolano hay espacio para sus canciones y su ritmo alegre y contagioso”, narró Silva.

Para la subdirectora de Cultura este evento es un reto frente a la situación que atravesamos como sociedad al “comprometer lo mejor de nuestro esfuerzo y brindar, desde el corazón, el aporte sincero, con el concurso de todos y podremos lograr los sueños de un país mejor y de oportunidades”.

 

Fueron dos funciones plenas de entusiasmo, buena música donde el repertorio de baladas y música bailable como los reconocidos “Epa Isidoro”, “Ariel”, “Toy contento”, “Canto a Caracas” y “Ni se compra ni se vende”, “El muerto de Gradillas”, despertaron la alegría de los asistentes , quienes ya se hicieron parte de la historia del país con esta amalgama musical de lo clásico con lo popular. El público del Aula Magna, entre los sones de la Billo’s espera que pronto se repita nuevas funciones, que como la de las Madres, hizo que se agotaran las locaciones, previo al estreno.

 

Palabras de bienvenida de parte de la Directora de Cultura, Lic. Trina Medina:

Dra. Cecilia García Arocha y demás Autoridades Universitarias

Miembros del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país

Invitados Especiales

Queridos estudiantes, profesores y demás miembros de la comunidad universitaria

Distinguido Publico. Amigas y Amigos

En 1938 la Universidad Central estaba ubicada en lo que hoy es conocido como el Palacio de las Academias, ubicado en la Avenida Universidad, entre las Esquinas de La Bolsa a San Francisco, justo a tres cuadras de la Esquina de La Torre, que en su ángulo noreste, en todo el frente de la torre de la Catedral de Caracas se encontraba el Edificio Alcázar. Allí estaba ubicado el afamado y recordado Hotel Madrid. En la amplia terraza del hotel se instaló uno de los mejores salones de la fiesta caraqueña: El Roof Garden, que junto conLa Suiza, El Trocadero, el Lonchamps y el Sans Souci, fueron los sitios predilectos de los caraqueños para disfrutar de la diversión nocturna, del baile y de los espectáculos que allí se presentaban, cuyos eventos se iniciaban a partir de las 9 pm.

Fue en el Roof Garden, donde un 31 de Diciembre de 1937 se presentó por primera vez en Caracas, el Maestro Luís María “Billo” Frómeta. Contratado por los hermanos Sabal, empresarios y dueños del local, llega ese día y esa misma noche da su primer concierto junto a la Orquesta Billo’s Happy Boys. Posteriormente, Billo va a rendir homenaje al Roof Garden en su Bolero “Sueño Caraqueño”, grabado en la voz del querido y recordado “gitano-maracucho” Memo Morales en 1968.

En el año 1939 por problemas diversos se disolvió la orquesta y la mayoría de los músicos dominicanos regresaron a su país o trabajaron en otros grupos musicales. Billo decidió organizar la orquesta con músicos venezolanos y la llamó: “Billo’s Caracas Boy”, en honor a uno de sus más grandes amores: Caracas.

El estreno de la “Billo´s Caracas Boys” fue el día 31 de agosto de 1940, nuevamente en el Roof Garden, precisamente donde Billo debutó en el país. De allí en adelante es historia conocida para todos los venezolanos quienes lo adoptamos, quisimos y admiramos como un hijo de esta tierra. Fue además el músico que más le compuso y brindó su amor a la sucursal del cielo, La Sultana del Avila, la de los techos rojos…Caracas.

Hablar de Billo, es hacer un recorrido por la historia de Venezuela de los últimos 78 años, edad que celebra este año la orquesta que fundó el Cantor de Caracas. Hoy, la Orquesta Sinfónica Venezuela, bajo la batuta del Maestro Alfonso López Chollet, hará ese magnífico recorrido, brindándonos un viaje de melodías llenas de recuerdos.

En esta ocasión, la Dirección de Cultura junto a la Orquesta Sinfónica Venezuela, han preparado este evento con especial cariño, pues cabe recordar, que el 28 de abril de 1988, estaba programado que Billo Frómeta dirigiera la Orquesta Sinfónica de Venezuela, en el Teatro Teresa Carreño, como parte de un homenaje que por sus cincuenta años de vida artística, le otorgaría la Gobernación de Caracas. Lamentablemente, no pudo darse ese concierto, sin embargo, fue ésta orquesta, la última que dirigiera el maestro, quien fallece un 5 de Mayo de 1988.

Hoy, a 30 años de su desaparición física, rendimos sentido homenaje al hombre cuya música se hizo parte de nuestras tradiciones, de nuestro acervo y en cada hogar venezolano hay espacio para sus canciones y su ritmo alegre y contagioso, y para quien pido un caluroso y fuerte aplauso. Rendimos este homenaje en un día muy especial, pues como ya es tradición en nuestro país desde 1921, hoy celebramos el día de la Madre, valga entonces la ocasión para rendir reconocimiento a quienes no solo nos han dado la vida, sino que son nuestro ejemplo, inspiración y son sus brazos la fortaleza más robusta e infranqueable que pueda jamás brindarnos seguridad y sosiego, a ti amada Mamá, Feliz día.

Quiero agradecer su presencia aquí esta día, un hermoso domingo de recuerdos y de celebración, porque esta majestuosa Sala llena, como hoy,  nos compromete aún más en seguir esforzándonos por continuar brindando a nuestra comunidad eventos culturales de calidad. Igualmente agradecer a la Orquesta Sinfónica Venezuela y a la Familia Frómeta, así como a la Orquesta Billo’s Caracas Boys por su apoyo y confianza en ésta la máxima casa de estudios del país.

Así mismo, quiero dar un especial agradecimiento a nuestro personal administrativo, técnico y de servicio así como al Cuerpo de Guías del Aula Magna, cuyos aportes y empeño hacen, de la nuestra, una institución cada vez más robusta y capaz de afrontar las más difíciles situaciones. Singular reconocimiento para nuestros compañeros de COPRED y OBE  quienes colaboran en este evento de manera voluntaria en un gran ejemplo de generosidad y compromiso, demostrando que trabajando juntos podemos vencer la adversidad.

Ese es el reto que tenemos frente a la dramática situación que atravesamos como sociedad: comprometer lo mejor de nuestro esfuerzo y brindar, desde el corazón, con desprendimiento y con honestidad, nuestro aporte sincero, así, con el concurso de todos, podremos lograr los sueños de un país mejor y de oportunidades.

Creemos en eso, en ese país posible, pero para lograrlo es necesario garantizar la existencia de la Universidad libre, plural, autónoma y democrática, que incansablemente lucha y seguirá luchando con esperanza y que a pesar de la adversidad, se levanta con nuevas fuerzas y se reinventa en positivo. Celebremos un Feliz día de las Madres y Disfrutemos pues de la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Billo’s Caracas Boys y este magnífico concierto: Billo Sinfónico. Muchas Gracias.

 


 

Galería de Imágenes del evento por  UCV Noticias:

UCV AULA MAGNA BILLOS 13


.

Fuente: UCV Noticias / http://ucvnoticias.ucv.ve/?p=71047